Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123
Nov
27

¿ENERGÍA EÓLICA EN SALVATIERRA?

DibujoBajo el título “EMPRESAS EÓLICAS BUSCAN TIERRAS”, aparece un artículo de nuestro socio Celestino Vinagre en el diario regional HOY, donde nos informa que  empresas de energía eólica buscan parcelas en el término de Barcarrota – Salvatierra para instalar parques eólicos.

Existen posiciones encontradas en cuanto a la instalación de estos parques en la sociedad; algunos piensan que es el único medio para reducir el cambio climático usando recursos autóctonos, y otros piensan que los aerogeneradores son un peligro para el paisaje por su cantidad, y porque se considera una amenaza para los paisajes y las aves de las zonas donde están instalados.

Como ventajas, sin ser expertos en el tema y sin hacer grandes estudios en profundidad, además de las económicas para los propietarios de los terrenos que alquilen la parcela,  podemos destacar que:

–         Es una fuente de energía segura y renovable.

–         Es una energía limpia ya que no requiere una combustión que produzca dióxido de carbono (CO2), no produce residuos contaminantes y es una valiosa alternativa frente al petróleo.

–         No produce emisiones a la atmósfera ni genera residuos, salvo los de la fabricación de los equipos y el aceite de los engranajes

–         Se trata de instalaciones móviles, su desmantelación permite recuperar totalmente la zona.

–          Beneficio económico para los municipios afectados (canon anual por ocupación del suelo). 

–         ¿Se crean puestos de trabajo?

–         …

Los inconvenientes que vemos, (insistimos que sin entrar en profundidades) serían:

–         Impacto visual: su instalación genera una alta modificación del paisaje ya que al alcanzar los motores eólicos alturas de unos cien metros conforman un paisaje artificial bastante extraño.  ¿Afectaría a nuestro “BOSQUE SAGRADO”?.

–         Al instalarse en zonas elevadas -montañosas-, es necesario construir pistas y realizar desmontes, destruyendo la vegetación natural y originando problemas erosivos y medioambientales.

–         Impacto sobre la avifauna: principalmente por el choque de las aves contra las palas, efectos desconocidos sobre modificación de los comportamientos habituales de migración y anidación.

–         Impacto sonoro (contaminación acústica): el roce de las palas con el aire produce un ruido constante, la casa mas cercana deberá estar al menos a 200 m.

–         …

  Creemos pues que el debate está servido,  entre los que creen ciegamente en las bondades de la energía eólica y los que sugieren que su afectación en el medio ambiente es demasiado elevada.

 VER LA NOTICIA:

http://www.hoy.es/20091127/regional/empresas-eolicas-buscan-tierras-20091127.html

¡Compártelo!
    Publicado por administrador bajo las categorías General
    1. mabell dice:

      ENERGIAS EOLICAS EN LA SIERRA SUROESTE, NO; PARQUE NATURAL, SI, YA.

      La noticia de Hoy, ( 27-11-09), “Las empresas eólicas buscan tierras “, en la zona de las Sierras del Suroeste Extremeño, me produce sorpresa, pena e indignación. Afirmo, claro, alto, con conocimientos, y vehemencia, que el área que circunda la línea geográfica, ajustable, que une Zafra-Jerez de los C.-Barcarrota-Almendral-Feria-Zafra, con la joya natural de Salvatierra de los Barros en el centro, es de las de mayor valor ecológico y paisajístico de Extremadura; equiparable a las valiosas comarcas del Norte y Este de la Alta Extremadura, y al mismo Monfragüe, si, si, a Monfragüe. La mayoría de los habitantes que aquí vivimos, y los que nos han visitado, sabemos de su altísimo valor. Estas sierras y valles con las mejores dehesas de encinas y alcornoques del Planeta, con una profusa masa arbórea, (castaños, fresnos, álamos, quejigos, higueras, olivos, frutales…), con sus densas superficies de arbustos y matorral atlántico-mediterráneo, y con un rebosante catalogo de variedades botánicas y animales, de las más extensas de Europa, que componen unos paisajes con una fascinante grandiosidad, por una parte recios y bravíos, altamente expresivos de la fisonomía secular de Extremadura, por otra, dinámicos y cercanos, siempre cautivadores, frondosos, majestuosamente atractivos, deberían haberse declarado, ya hace tiempo, con varias de las consideraciones que se contemplan en la Red de Áreas Protegidas de Extremadura, ( Red Ecológica Europa 2000, Espacios Naturales Protegidos), pudiendo llegar con suficiencia al nivel de ser declarado Parque Natural.
      Es sorprendente que hasta el momento, ningún político o partido, regional, comarcal, o local, ni ningún grupo o persona, implicado socialmente o no, y sensibilizados con los indudables valores de la comarca-zona, halla planteado públicamente la idea, estudio y desarrollo de las necesarias y positivas “ protecciones”. Por añadidura, pero como consecuencia, sorprende y no, que se plantee en una zona de tantos valores, la instalación de parques eólicos, con la enorme modificación del paisaje que producen, con el enorme impacto visual, en lugares de tanta belleza, con el deterioro de la vegetación y fauna al realizar desmontes para construir los accesos, además de impacto físico sobre las aves, la erosión, la contaminación acústica, etc. Sin entrar en la conveniencia o no, de contar con estas fuentes de energía alternativamente más limpias y permanentes, (habría que plantearse la incidencia que tendrá la acumulación, tal vez masiva en el futuro, de los parque eólicos e instalaciones de energía solar, en los flujos energéticos que configuran el clima del planeta, si no se verán afectados); existen otros lugares en Extremadura, en los cuales, por su morfología geográfica, paisajística, ecológica , y económica, se podrían instalar. Al hilo de este planteamiento, nos podemos preguntar, ¿es racional instalar una planta solar en plena tierra fértil, por ejemplo de las diferentes Vegas Extremeñas, o de la Tierra de Barros?; ¿ no sería mejor destinar en ambos casos, tierras marginales de poca productividad agrícola o ganadera, sin grandes valores paisajísticos y ecológicos, a los efectos?.
      No debe sorprendernos, sin embargo que los particulares propietarios, se presten a hacer contratos realizables en el futuro, con las empresas instaladoras, toda vez que ello les reportará unos ingresos, que sus actividades agrícolas y ganaderas habituales, y mucho menos, en la actual situación económica general y de ambos sectores en particular, no les reportan.
      Me da pena, aunque por principios lo convierta en reflexión, que desde la Administración Autonómica, continuando por la Comarcal de la Sierra Suroeste, así como los equipos de gobierno de los Ayuntamientos que la componen, se hable de las potencialidades turísticas de esta tierra en general y de muchos puntos en particular; y se hallan establecido desde hace varios años políticas cada vez más amplias y profundas para que progresivamente redunden en beneficios de las personas que se dediquen a esa actividad, y después se permitan otras acciones que disminuyen o anulan su efectividad. ¿ no es posible armonizar las diferentes políticas, de las distintas actividades económicas, para que unas no perjudiquen a las otras?; pienso que no es fácil, pero si posible, hay que tenerlo claro como filosofía política, y actuar en consecuencia desde todas las administraciones.
      Personalmente llevo 35 años en contacto permanente con el turismo nacional, e internacional, y sé con bastante precisión y actualidad, cuales son sus escalas de valores como consumidores-disfrutadores de los distintos productos turísticos, y en particular, de los que afectan a Extremadura. A una gran mayoría de los visitantes reales y potenciales de nuestra Comunidad, les atraen y valoran por este orden, el paisaje, el medio ambiente, el patrimonio monumental y cultural, la gastronomía, la artesanía, etc., por consiguiente si queremos que ese sector de aportación económica, que es el turismo, siga evolucionando y creciendo, no podemos lastrarlo con acciones como la de los parques eólicos en estos paisajes y medios ambientes tan espléndidos. Ya hay un aspecto real que lo está deteriorando, desde hace varios años, y que quiero aquí también, someramente, comentar, y que son la construcción incontrolada y aleatoria de viviendas y naves aisladas, sin ninguna norma estética, en estos mismos lugares que comentamos, que están ya claramente ofreciendo un impacto visual y ambiental muy negativo, baste contemplar unas fotografías o filmaciones de muchas comarcas, realizadas hace unos años, y se comparen con la realidad existente, y nos asustaremos todo lo que ya hemos estropeado. También y aún en mayor medida, yo diría que a paso preocupantemente agigantados, se está estropeando la tipología constructiva y estética de los núcleos rurales.
      No se trata de prohibir radicalmente todo; es ya muy necesario que la acción política se ponga con urgencia en marcha, (creo que ya existe alguna iniciativa por parte de la Administración Autonómica de elaborar una Ley de Construcciones en el Medio Rural), que revise, derogue, refunda, etc., en definitiva, establezca unas normas y leyes, esto si, y se hagan cumplir, para que sepamos encajar las distintas actividades económicas, sin que se perjudiquen unas a otras, ni en ningún caso perjudiquen el paisaje y el medio ambiente. Que en la misma Ley se establezcan acciones para amortiguar los errores ya existentes, aminorándolos, por ejemplo, con la utilización de materiales y colores perfectamente mimetizados con el propio paisaje, y con la colocación de árboles autóctonos del entorno más próximo, que oculten las construcciones.
      Me indigna que las compañías, aprovechando las fisuras o previsiones que provoca la acción política y (o) legislativa, ande colocándoles el caramelo en la boca a los propietarios, lo que en el futuro dificultará tomar medidas racionales por parte de las administraciones, y al mismo tiempo los enfrente a los sectores e individuos sensibilizados y convencidos con la conservación de nuestro maravilloso entorno natural.
      En resumen, pediría a las distintas administraciones, que apuesten por las energías alternativas, no dejándose llevar por inercias, (considero que en el ahorro por cambio de sistemas de vida y la vuelta a sistemas y materiales constructivos más naturales estaría la solución más optima), y que en todo caso se ubiquen en lugares donde no afecte a las actividades económicas. Y con respecto a la Energías Eólicas en la Sierra Suroeste, NO, Parque Natural, SI, YA.

      Fdo. Manuel Bellido Enrique. 9.151.612-G . Salvatierra de los Barros, Diciembre 2009
      Carretera de Zafra 115. Teléfono 924 698011

    Añadir un comentario

    Debe acceder al sistema para poder comentar.