Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

438.- EL HOGAR DE LOS PENSIONISTAS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

?

?

El 5 de junio de 2014, este viajero se expresaba dela siguiente forma:

“Este documento es el carnet que acreditaba pertenecer como socio al Hogar de Pensionistas “Santísimo Cristo de las Misericordias” al paisano nuestro y antiguo jubilado JULIÁN CINTAS GONZÁLEZ “El Largo”, le asignaron el número 49 de socio y fue avalado por el entonces Presidente del Hogar Miguel Nogales.

Aunque el viajero, ya ha hablado de la problemática del Hogar, en otra ocasión, hoy vuelve a incidir en lo mismo, posiblemente volverá a hablar más veces de todo esto.

Salvatierra de los Barros tiene en la calle Don Pedro Gómez Asensio, su Hogar del Pensionista, alojado en un edificio que reúne las condiciones oportunas de comodidad, amplitud, espacio, dependencias apropiadas, etc. para tal menester, pero tenemos que lamentar que desde hace un tiempo más que prolongado este Hogar se encuentra cerrado, y por lo tanto, sin prestar los servicios correspondientes a los jubilados del pueblo.

Un servicio que jamás en la vida, debería de haber dejado de prestarse, los jubilados no se merecen que el único punto de reunión que tienen para ellos se encuentre cerrado, a juicio del que esto escribe, puede que no haya ningún otro pueblo, en el que a los jubilados se les ignore y se les haya abandonado a su suerte.

El anterior gerente del Hogar lo dejó por causas que no vamos a enumerar y no vienen al caso, desde entonces permanece cerrado y los mayores se han tenido que resignar y renunciar a esos momentos de solaz que todos necesitamos, como es jugar sus partidas a las cartas, dominó, y otros pasatiempos, leer la prensa, hablar y reunirse, o sea, fomentar la amistad y la camaradería, nada de esto se puede hacer actualmente.

Indicar por último y ya los hemos hecho antes, que debemos darle las gracias a Paco, el anterior encargado del Hogar, que actualmente regenta el Bar Barceló, que ha tenido la gentileza de acoger a aquellos jubilados que así lo han deseado, para que en su local se reúnan, abriéndole para ello las puertas a las horas oportunas.

Alguien, me refiero a los que le competen, debería tomar cartas en el asunto para que el Hogar del Pensionistas siga ofreciendo los servicios como antes venía haciéndolo”.

¡Compártelo!