Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

349.-LOS ARRIEROS DE SALVATIERRA EN PARIS: EL SEÑÓ CLAUDIO LINARES

349Nuevamente sacamos en esta página la inolvidable figura del botijero o arriero de Salvatierra de los Barros, por mucho que nos refiriéramos a ellos jamás les haríamos la justicia que les corresponde a estos hombres humildes y sacrificados, en la foto le vemos con su pose y características clásicas, siempre acompañado de su burro cargado con las angarillas en la que lleva los cacharros hechos por los alfareros del pueblo.

La foto corresponde al arriero de los años 40 del pasado siglo, es el señó Claudio Linares, uno de aquellos aventureros intrépidos que sin conocer el país, su idioma y sus costumbres se marchó a Francia para vender las vasijas en París, es una fotografía entrañable, en ella se muestra a un Claudio joven, serio y circunspecto, su atuendo en la vestimenta es el clásico del arriero de la época, pantalones y chaleco de pana y blusa o chambra de dril gris y sin cuello.

El burro y la angarilla no cambian, son siempre los mismos, con este medio se mantuvieron hasta los años 70/80, que motivado a las circunstancias y a los adelantos de la sociedad tuvieron que desaparecer de nuestro entorno.

Muchas anécdotas contaron los arrieros de su paso por tan lejanas tierras, lo más difícil la lengua, no sabían cómo explicarles a los franceses qué era un botijo, pero el ingenio es innato en los extremeños, recurrieron a los nativos que les hicieron unos carteles traducidos al idioma que colocaban en el burro anunciando su mercancía, con el objeto de dar información acerca de los objetos que vendían, del precio era más fácil de informar, simplemente indicándolo con los dedos de la mano….

El señó Claudio Linares como todos recordarán vivía en la calle del Cristo, le dio una trombosis en 1980 y como consecuencia de ello se valía de una silla para poder andar por la casa y por su acera.

¡Compártelo!