Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123
May
31

IMPRESIONES SOBRE LA XXIV FERIA IBÉRICA DE LA ALFARERIA Y EL BARRO’2018, RECIENTEMENTE FINALIZADA.

Una vez pasada la resaca de la recién acabada Feria de la Alfarería y el Barro, una vez que los alfareros han retirado los cacharros sobrantes y echado las cuentas de sus ventas, que deseamos hayan sido fructíferas, retirados de las Plazas del Atrio, de España y del Pilar los stands donde se han expuesto los cacharros y demás elementos; feria que este año tocó en nuestro pueblo y que se llevó a cabo durante los días 24, 25, 26 y 27 de este mes de Mayo que ya finalizó, evento que como todos sabemos llevan a cabo conjuntamente los alfareros de nuestro pueblo y los de Reguengos de Monsaraz (Portugal) y otros alfareros del resto de España, el que esto escribe de acuerdo con el artículo 5º de los Estatutos de la Asociación Cultural “Amigos de Salvatierra”, que dice: “La Asociación Cultural “Amigos de Salvatierra” tiene como objeto principal colaborar y velar por la conservación, estudio y divulgación de nuestro patrimonio arqueológico, histórico, monumental, documental, etc., así como todo lo concerniente a la historia, costumbres, tradiciones y vida de nuestro pueblo y sus gentes”, quiere hacer un comentario acerca de lo que ha visto.

Por motivos familiares no ha podido asistir a todos los actos que durante el transcurso de la misma se han celebrado, eso hubiera querido, pero no ha podido ser, de todas formas quiere aunque sucintamente referirse a esta ya clásica feria, algo que le han pedido nuestros paisanos de fuera interesados en saber y ver algo de la misma aunque sea de forma virtual.

En primer lugar, indicar que este año ha sido un gran acierto según parecer de la mayoría de los consultados, que los stands los hayan sacado del Patio del Cristo y ubicado en las Plazas que antes se han mencionado: la del Atrio, la de España y la del Pilar; la Feria ha lucido mucho más, los cacharros expuestos se han podido contemplar muchísimo mejor ya que el espacio diáfano donde se ha instalado, ha permitido que los visitantes puedan gozar con mayor libertad de la feria y ver y comparar los maravillosos trabajos expuestos por estos artesanos.

De todos los stands, de las dos exposiciones “Alfarería del Vino en Salvatierra y Colección del Alfarerías extinguidas de España” y “Alfarería vista por los niños y Mujeres Alfareras”, se han hecho las correspondientes fotografías que serán colgadas en la página web de la Asociación a la que podemos acceder mediante el enlace: www.amigosdesalvatierra.es

El ambiente en general, aunque la incertidumbre del tiempo propio de primavera, propició que unas veces nos hiciera calor, otros ratos frío e incluso cayeron algunas gotinas, pero en general, se portó bien; vimos mucha gente por nuestras plazas y calles y la Iglesia abierta para poder visitar y admirar este Templo maravilloso. El ambiente era festivo, se palpaba la alegría, los bares llenos y los stands con mucha gente parada, mirando, preguntando y comprando, lo que se percibía por las bolsas de plástico con algún cacharro dentro, la calidad de los trabajos de nuestros alfareros y sus mujeres magnifica, lo que nos da lugar a pensar que son unos artistas de categoría.

En este Feria como en las anteriores celebradas veíamos por las calles la representación del arriero, un hombre que paseaba con su burro cargado con las angarillas, con él se paraban unos y otros para hacerse la fotografía, como antes lo hacían los turistas en las playas de España y en cualquier ciudad de nuestro país; el arriero fue el embajador de nuestro pueblo hasta la década de los setenta, época en que dejó de tener sentido la llamada “alfarería de agua” dado el avance de los medios técnicos y por ende el arriero desapareció; muchas veces lo ha dicho este comentarista en sus intervenciones, sin el arriero el pueblo de Salvatierra no hubiera sido conocido en toda España y por lo tanto sus cacharros.

El que esto escribe personalmente se lamenta que este año no haya tenido una representación mayor el arriero, por ejemplo, con una galería de fotos como se hizo con las mujeres alfareras, aunque hay que indicar que el Cartel anunciador de la Feria realizado por Patricia Pérez Vazquez, era un bonito y original cartel, como no podía ser menos dadas las aptitudes artísticas de su autora; está compuesto de un collage de muchísimas fotografías ensambladas de arrieros según nos informan, pero la verdad, las fotos no resaltan. En otra edición será, si es factible.

La visita a la Casa de la Cultura donde estaba expuesta la ”Alfarería vista por los niños y Mujeres Alfareras”, en el salón principal vimos vasijas tradicionales, las sillas y enseres de las bruñidoras, las diferentes clases de barros que utilizan los alfareros y muchas frases escritas por los niños de los colegios ilustrativas de la profesión. En el pasillo central estaban expuestas las fotos de mujeres alfareras que ya fueron utilizadas en la Feria del Barro de 2010, bueno es recordarlas, pues su papel en esta artesanía es fundamental, los alfareros sin su mujeres serían muy poco, ellos lo saben.

Por último en la Ermita de los Mártires visitamos la llamada “Alfarería del Vino en Salvatierra y Colección del Alfarerías extinguidas de España”, una colección que ha logrado reunir nuestro paisano José Luis Naharro, son cacharros ancestrales de nuestro pueblo y de toda España, hoy día ya en desuso y que son verdaderas reliquias donde los amantes de la alfarería habrán disfrutado contemplándolas.

Por los motivos antes apuntados este comentarista no pudo asistir a las conferencias ofrecidas por dicho José Luis Naharro, Miguel Alba Calzado y Reyes González Castaño, y demás actos que figuran en los programas que el Ayuntamiento ha editado al efecto.

Solo nos resta decir que desde esta página nos permitimos felicitar al Ayuntamiento por la buena organización y disposición de la Feria, aunque para la próxima de 2020, según los comentarios que hemos leído en Facebook de los usuarios, el Consistorio tendrá que hacer algunas innovaciones, preparaciones y ejecuciones para perfeccionar los defectos que se han observado, cosa que desde dicho Centro se ha prometido subsanar.

Muchas felicidades al Ayuntamiento, a los alfareros, organizadores y al pueblo en general por el éxito de esta Feria.

Diego Guerrero Socorro

 

¡Compártelo!
    Publicado por administrador bajo las categorías General

    Añadir un comentario

    Debe acceder al sistema para poder comentar.