Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

07.- USOS Y COSTUMBRES.- LAS PITARRAS DE VINO DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

007                    El vino de  Salvatierra de los Barros desde tiempos inmemoriales ha tenido una justa fama por su gran calidad, en especial su vino tinto.

Existen antecedente del cultivo de la viña en nuestro término municipal desde la época de los primeros Duques de Feria; del Interrogatorio de la Real Audiencia de 1791, hemos entresacado algunos datos, todos sabemos que a mitad del siglo XVIII, la principal fuente de riqueza era la explotación de la tierra y refiriéndonos al cultivo de la vid en Salvatierra tenía 140 fanegas dedicadas al mismo, por lo tanto, muy escaso. Teniendo en cuenta que entonces se plantaban unas 2000 cepas por fanega.

La tierra de Salvatierra reúne unas condiciones óptimas para este cultivo, su clima seco y extremo también lo favorece, aunque por estos motivos la producción de uva es escasa,  pero eso sí de una gran calidad, consiguiéndose por lo tanto, unos vinos tintos muy arropados, muy recios y de una gran graduación. El llamado vino blanco de Salvatierra tiene un color característico que se conoce como de ojo de perdiz.

Tradicionalmente una parte importante de la producción de este vino se hacía en las casas particulares en las llamadas pitarras, tradición que no se ha perdido totalmente. Antes en la mayoría de las casas existía una bodega que estaba ubicada en el lugar más fresco y oscuro de la misma, allí en el lagar se pisaba y  se estrujaba la uva. El mosto iba a parar a los conos donde en absoluto silencio y tranquilidad reposaba y durante el tiempo preciso se convertía en ese vino que tanta fama ha tenido y tiene  que incluso ha aparecido en muchos mapas gastronómicos de España.

En la fotografía de hace varios años mostramos la imagen un paisano nuestro en la bodega de Agustín “Ávalo” en el acto del trasiego del vino,  lo vemos catando y comprobando las cualidades del mismo.

 

¡Compártelo!