Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

96.- EL ARRIERO, VENDEDOR DE CACHARROS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS Y SU REFERENCIA EN EL CANTE FLAMENCO.

096La figura inconfundible del arriero, botijero o cacharrero de Salvatierra de los Barros como también se le conocía, compañero inseparable del jumento que transportaba sobre sus lomos unas angarillas repletas de cacharros por esos mundos y caminos de Dios era archiconocida en toda España; aunque las comparaciones dicen que son odiosas, diremos que hasta los años setenta del pasado siglo XX también otras figuras legendarias al igual que los arrieros, paseaban la piel de toro como eran la típica pareja de la Guardia Civil y también los gitanos con sus carromatos, su prole y su reata de caballerías que viajaban de un lado a otro para realizar sus cambalaches, cada uno de los citados con sus facetas y peculiares trabajos a los que admiramos y que han quedado ahí como testimonio para la historia y un recuerdo agradable.

El arriero de Salvatierra de los Barros nuestro pueblo, era parte intrínseca en nuestras vidas y también en nuestro paisaje español; referencias a este  hombre extremeño sufrido, callado y laborioso que otrora fuera el Embajador de Extremadura las hemos encontrado en un fandango de estilo flamenco incluido de forma general en los llamados “Aires Extremeños” (jaleos extremeños), la letra la copiamos y resaltamos el segundo verso que hace referencia al cacharrero. Viene en un disco de Cultura Jonda, cantado por Juanito Villar, acompañado por Paco Cepero  y Enrique de Melchor. Lo dejamos aquí como muestra de nuestro agradecimiento y también como homenaje a estos hombres trabajadores y sencillos.

AIRES EXTREMEÑOS  (Jaleos Extremeños)

Arribita al cerro.

que hay un calero de sopa

que se lo está comiendo el perro.

 Curro del cacharrero

quien tropieza y cae

que rompe lo puchero.

 (¿)

que yo vengo en mi caballo

caramba

recorro la vaquería

 

que venga de tres en tres

que yo tengo una alpargata

que viva en lao de lo pie.

¡Compártelo!