Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

64.- NOTICIAS RELATIVAS A SALVATIERRA DE LOS BARROS DEL AÑO 1972. PETICION DE UN CAMPO DE FÚTBOL Y SALIDAS DE LOS CACHARREROS A VENDER LOS PRODUCTOS DE CERÁMICA (RECORTE DEL PERIÓDICO REGIONAL “HOY”)

065Don Antonio Jiménez Morales maestro nacional y maestro por antonomasia de Salvatierra de los Barros dedicó toda su vida a la labor docente y como todos sabemos era el cronista del periódico regional “Hoy” en nuestro pueblo; a las manos de este comentarista llegó el recorte de periódico de fecha 7 de abril de 1972  firmado por él el que hoy reproducimos y que ilustra este comentario, tiene el recorte más de 40 años de vida.

Don Antonio Jiménez destaca en su información como se puede comprobar la necesidad de que en el pueblo al menos existiera un campo de fútbol con el objeto de mejorar el desarrollo físico de la juventud y apartarlos de los bares, la taberna y otros lugares perjudiciales para la salud, además considera en su artículo que con ello se potenciaría la cultura y el progreso de Salvatierra de los Barros.

Afortunadamente ya pasaron las penurias de aquellos años, en la actualidad Salvatierra de los Barros cuenta con un complejo deportivo y concretamente con un campo de fútbol que reúne unas condiciones excelentes para la práctica de este deporte, el equipo titular es el Alfar Salvatierra que actualmente está muy bien colocado en la tabla. Son otros tiempos.

Aprovecha además Don Antonio para informar que ya se estaban por aquellas fechas organizando en el pueblo la partida de los botijeros (arrieros) y procediéndose al envasado de los artículos de alfarería para ser trasladados en camiones a los distintos puntos de España, con la llegada del buen tiempo eran muchos los hombres que salían para repartirse por toda la geografía y dejar la impronta de Salvatierra de los Barros en cualquier municipio de España.

La figura del arriero con su burro cargado con las angarillas repletas de vasijas de barro “colorao” desapareció y con él la forma de vender los cacharros, ya no veremos cargando camiones de estas vasijas ni a la clásica figura del arriero vendiendo por los pueblos, queda el recuerdo y las anécdotas que como ésta ha quedado impresas en las hemerotecas.

¡Compártelo!