Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

63.- PERSONAJES ILUSTRES DE SALVATIERRA DE LOS BARROS: DON FERNANDO RAMIREZ Y VAZQUEZ, OBLISPO DE BADAJOZ (1865 – 1890)

OLYMPUS DIGITAL CAMERADon Fernando RAMÍREZ Y VÁZQUEZ, fue bautizado en la Iglesia Parroquial del Mártir Señor San Blas de Salvatierra de los Barros, tres días después de su nacimiento. Nació el 3 de diciembre de 1807 dentro de una familia de labradores humildes y modestos en la entonces calle El Agua y hoy de Ramón Montero; en la casa donde nació figura una lápida de mármol dando testimonio de este acontecimiento.

Era nuestro paisano de carácter inteligente, amante de la lectura y de los estudios por ello no siguió los pasos de su padre de dedicarse al campo; a los 12 años ingresó el 14 de octubre de 1819 en el Seminario de San Atón de Badajoz; ordenado sacerdote el 14 de junio de 1832, se estrenó como coadjutor en la Parroquia del Sagrario de la Iglesia Catedral pacense, luego pasa como vicario a la parroquia de la Concepción de dicha ciudad de Badajoz. En 1840 es destinado como párroco a la Iglesia de la Magdalena de Olivenza, hasta que en 1847 fue elegido canónigo de la Catedral de Badajoz.

En 1850 obtiene el grado de Licenciado en Sagrada Teología por la Universidad Pontificia de Sevilla. Ostentó el cargo de catedrático de Sagrada Teología y Cánones en el Seminario de Badajoz.

Preconizado Obispo el 8 de octubre de 1865, toma posesión de la sede pacense por poder el 14 de octubre de 1866.

Intervino en el Concilio Vaticano I convocado en 1869 participando de forma destacada dadas sus dotes de teólogo en torno a la infalibilidad del Papa y otros problemas que afectaban a la Iglesia Universal.

Entre los múltiples problemas que tuvo que afrontar dado el anticlericalismo de la época el más importante de todos fue el llamado “Cisma de Llerena”, originado por la incorporación de los Prioratos de Llerena y Magacela a la Diócesis de Badajoz.

Don Fernando falleció a los 83 años de edad en Olivenza a causa de una congestión cerebral, en su casa de la calle Juez nº 3 de dicha ciudad, a la que le tuvo siempre especial cariño y allí se trasladaba a descansar cuando sus ocupaciones se lo permitían. Sus restos descansan en la Catedral de Badajoz y este es el epitafio que figura en su tumba: “R. I. P. -HIC JACET D. FERDINANDUS RAMIREZ ET VAZQUEZ.- “HUJUS DIOCESIS EPISCOPUS ECCLESIAE LEBERTATIS ET INDEPENDENTIAE, ACERRIMUS PROPUGNATUR COJUS CAUSA MULTA PASUS EST”.- NAT. IN OPPIDU (VULGO) SALVATIERRA DE LOS BARROS MORT NOBVRIS DIE XIV MDCCXC POST EJUS PONTIFICATUS AN XXIV MENS IX.”

La foto de su figura que ilustra este comentario corresponde a un cuadro que se halla en la Sacristía de la Iglesia Parroquial del Mártir Señor San Blas de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros.

¡Compártelo!