Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

43.- LOS MOLINOS HIDRÁULICOS EN SALVATIERRA DE LOS BARROS.

molinoHoy hemos colgamos esta fotografía la que nos muestra las ruinas de uno de los molinos existentes en nuestro termino municipal; todos sabemos que los molinos hidráulicos o molinos de agua funcionaban con la fuerza que le imprimía el agua el agua con la que se conseguía mover unas enormes ruedas de granito que machacaban y molían el grano, generalmente cereales.

La molienda del trigo para hacer la harina se conseguía moviendo una piedra de forma troncocónica (volandera), que giraba alrededor de otra fija llamada solera,  donde se depositaba el grano que había caído sobre ella a través de un conducto vertical de la volandera, el polvo molido (harina) sobresalía por los bordes de la piedra solera de donde era recogido.

Según el Interrogatorio para la elaboración del Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752, en el término municipal de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros, existían 17 molinos, 15 de ellos dotados de una sola muela o piedra los cuales molían con agua de una fuente que corría todo el año, aunque en verano  lógicamente su caudal bajaba a más de la mitad; se refería este documento a la llamada Rivera de Nogales, los restantes molinos se encontraban diseminados.

Decir que estos molinos estaban gestionados bien en propiedad o en arriendo por personas de Salvatierra y de otros pueblos cercanos como: Medina de las Torres, Nogales, Salvaleón, Badajoz, Fuente del Maestre o La Parra.

Desde lejos venían los clientes con sus productos para molerlos en estos molinos, especialmente de aquellos lugares en que la orografía del terreno llana casi totalmente no disponían de estos artilugios hidráulicos, como pudieran ser Almendralejo, Fuente del Maestre o Villafranca de los Barros, Villalba de los Barros, etc.

Todos estos molinos en la actualidad se encuentran en ruina total aunque quedan algunos vestigios que se pueden contemplar y que nos trasladarán a su época esplendorosa; como dato curioso diremos que todos ellos estaban situados en línea a través de la citada Rivera y para su funcionamiento el siguiente aprovechaba el agua que le sobraba al precedente y así sucesivamente.

¡Compártelo!