Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

289.- PERSONAS SINGULARES DE SALVATIERRA DE LOS BARROS: FRANCISCO MORENO (QUICO EL DEL PESCAO)

289Aunque Francisco Moreno no haya nacido en Salvatierra de los Barros puesto que la luz la vio en su pueblo natal de Fuente del Maestre, no deja de ser una persona singular de este nuestro pueblo.

Francisco –Quico- como era conocido entre nosotros siendo muy joven empezó a frecuentar nuestro pueblo allá por los lejanos años 60, instaló un puesto de venta de pescado en la Plaza de España, en el local propiedad de Julián Torres Carrillo, enfrente de donde entonces se encontraba la Telefónica y del bar del señó Paco Mulero, ese era el establecimiento, en unas instalaciones precarias propias de los tiempo que corrían, el pescado lo veíamos en cajas de madera –creemos recordar-, colocadas en el suelo y dentro de ellas las sardinas, el jurel, bonito, cazón, bacaladillas, almejas, etc., cubiertas con hielo y cuando no con hojas de helechos, decían que esta planta conservaba el pescado con su frescura. Muy de mañana comenzaba la venta en la plaza tanto del pescado, como de la carne, verduras frutas, etc., y también muy de mañana veíamos como don Rafael el veterinario inspeccionaba los puestos de venta para certificar el estado de sanidad de los productos y el control de los alimentos.

Cuando Quico terminaba la venta en la plaza una vez llegada una hora prudencial cogía el resto de pescado que no hubiera vendido, lo depositaba en una cesta y pregonando “pescado fresco” recorría las calles del pueblo hasta terminar su contenido.

Quico se casó con una vecina nuestra, pero las circunstancias económicas del momento le obligaron a salir del pueblo como muchos más paisanos a vender cacharros, así que en esta foto le vemos en Barcelona, vendiendo cacharros como cualquier otro mozo de Salvatierra de los Barros nuestro pueblo, nada extraño de que un fontanés sea arriero y venda porrones, no por menos los fontaneses tienen fama de ser grandes emprendedores como se dice ahora, trabajadores decíamos antes, inteligentes y vivos.

La foto nos la ha cedido su yerno Francisco Linares Suero.

¡Compártelo!