Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

283.- EL CASTILLO DE SALVATIERRA DE LOS BARROS VISTO POR EL FAMOSO FOTOGRAFO GARRORENA (BADAJOZ 1901-1965)

283Es ésta una de las varias fotografías pertenecientes a la maravillosa colección digital que ha editado la Diputación Provincial de Badajoz de aquellas antiguas imágenes de nuestra querida Extremadura. Entre ellas figura varias de “nuestro” castillo de Salvatierra de los Barros nuestro pueblo, fueron hechas probablemente entre los años 1928 y 1929, no tenemos constancia de que existan otras anteriores a estas fechas, por lo tanto podemos considerarlas como las más antiguas.

Si nos fijamos atentamente en este documento gráfico comprobamos que el mismo representa la entrada principal del Castillo con la circunstancia de que esos restos del lienzo de la muralla exterior y el torreón ya no se encuentran en el estado que se nos muestra, ahora quedan unos pobres vestigios de los mismos.

Viendo la foto no nos queda más remedio que tenernos que a acordar de Carolina Coronado que escribió a propósito del Castillo cuando lo visitó con ocasión de escribir su novela “Jarilla”, en esta novela situaba al Marqués de Santillana en esta fortaleza: “Allá en una sierra sobre un pueblo donde se fabrican búcaros de rojo barro, se alza todavía el castillo que prestaron los godos a los árabes para hospedaje de siete siglos” –más adelante continúa-: “Sólo me he detenido un instante a contemplar el presente Castillo de Salvatierra para lanzar una anatema sobre los que a duro pico socavan los cimientos de sus hermosas torres para construir en el pueblo sus pequeñas casas. Cuando hallé a aquellos hombres despedazando las piedras que no pueden arrancar, parecíame ver por aquel campo una turba de hambrientos perros, desgarrando las presas de un viejo caballo que no ha expirado todavía”.

Mal escapamos los de Salvatierra en este comentario de Carolina Coronado, pero de poco sirvió esta llamada de atención, puesto que por lo que se deduce al ver la foto la rapiña y el expolio a que se refiere la escritora continuó tiempo después de la fotografía de Garrorena.

¡Compártelo!