Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

281.- LA ERMITA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

281Hace nueve años que el viajero captó esta fotografía de la fachada de la Ermita de la Inmaculada Concepción de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros, la que se encuentra en pleno corazón del pueblo en la que llamamos la calle de La Virgen y muy cerca de la Plaza de España.

Por lo que hemos leído sobre este edificio religioso sabemos que más o menos fue fundado o erigido a principios del S. XVII. Estos datos se deducen por la inscripción de una lápida funeraria existente en la sacristía que dice de forma abreviada: “Aquí yacen Francisco de Aguilar y María de Aguilar, su mujer, indignos siervos de Ntra. Señor. Año de 1648 o 1658”, dada la fecha de la inscripción se supone que ya existiera antes de los años mencionados y parece ser que dichos señores fueran los fundadores de la Ermita.

En su fachada destaca su espadaña y en ella el esquilón que contiene la siguiente inscripción: “Santa Clara, ora pro nobis. Año 1677”.

Durante el transcurso de los años ha sufrido este edificio religioso muchas reformas, pero la más importante se realizó en el año 1956, de ello queda constancia en los azulejos que figuran en la parte superior de su entrada que dice: “ERMITA DE LA STMA. VIRGEN INMACULADA CONCEPCION. RTDA. EL AÑO 1956”.

Durante el indicado año de 1956, se llevaron a cabo importantes obras de adecentamiento, consiguiéndose con ello una preciosa fachada y un hermoso campanario, magnifica vidriera y portada de granito por lo que se refiere al exterior, se remozó además todo el interior.

Hoy nos parece insignificante y ridícula la cantidad recaudada mediante suscripción pública: 28.000 pesetas que dieron para pagar todos los gastos.

Indicar que cuando fue hecha la foto dio la casualidad de que sorprendimos a una persona entrañable cuando salía de la Casa Rectoral, que era su casa, se trata del párroco don Prudencio Gala Boza (q. e. p. d.,) de feliz recuerdo entre todos los salvaterreños, hoy nos alegramos de que se metiera dentro de la cámara fotográfica. Buen sacerdote, buen párroco y buena persona, estamos convencidos de que Dios le tiene con Él.

 

¡Compártelo!