Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

266.- LA PLAZA DE ESPAÑA DE SALVATIERRA DE LOS BARROS, EL EDIFICIO DEL AYUNTAMIENTO Y SU ENTORNO.

266En un día primaveral, claro y diáfano se obtuvo esta imagen de la Plaza de España de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros, es una plaza pequeña, bonita y recoleta. En el centro de ella se encuentra una hermosa fuente de hierro que ocupa el lugar de otras dos que antes le precedieron, la primera que conocimos en nuestra juventud era desde luego, más castiza, de hierro, fuerte y potente, con unos caños altos que a nosotros los más pequeños nos parecía estaban situados demasiado altos, luego vino una de granito, el “mortero” le decían por su parecido con este utensilio de cocina y últimamente ésta de hierro forjado, hermosa y pequeñita, en consonancia con el espacio que ocupa.

La isleta donde se encuentra instalada la fuente los del lugar la llamamos “la perrunilla por su semejanza con este exquisito dulce, a su alrededor se hallan instalados unos bancos de hierro que sirven para descanso y solaz de los mayores que durante los días que el clima agradable lo permite se sientan en ellos, allí se entretienen charlando y se intercambian las experiencias y los conocimientos que la vida les ha enseñado. También es lugar de encuentro de aquellas madres jóvenes que allí llegan con sus hijos para que éstos jueguen, ellas los vigilan sentadas en estos bancos y al igual que los mayores se distraen con sus conversaciones.

Al fondo vemos el edificio del Ayuntamiento, muy bien conservado y remozado tanto exterior como interiormente, sobre la puerta de entrada al mismo se encuentra una placa de pizarra negra que nos anuncia “CASAS CONSISTORIALES AÑO DE 1879”

La Plaza de España es un lugar de encuentros sobre todo durante el verano, en ella vemos el transitar de gentes que acuden al estanco, al próximo puesto de chucherías o a los dos bares que allí montan sus terrazas, el Barceló y el Pasaje. El ambiente se alegra con los juegos de los niños que gritan, corren y se divierten, las campanadas del reloj del Ayuntamiento dan una nota musical cuando nos anuncian las horas, lo hace dos veces (es un reloj de repetición), son las “cosinas” entrañables del pueblo.

¡Compártelo!