Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

255.- EL SERÓN DE ESPARTO: UN RECIPIENTE QUE SIRVIO PARA EL TRANSPORTE DEL BARRO PARA LOS ALFAREROS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

ESPARTEsta fotografía que hoy enseñamos de este serón de esparto la hemos hecho en una exposición en la que se mostraban los antiguos medios que el hombre utilizaba en las diversas faenas que realizaba en el campo hasta ya casi finalizada la década de los años setenta del pasado siglo.

El serón puede considerarse como una pieza de museo, precisamente porque ha quedado en desuso en el campo desde hace muchos años. Los de mi generación sí que conocimos su utilización en el agro y muy especialmente por los “acarreaores” del barro que lo transportaban desde los “barreros” hasta los alfares de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros para que nuestros artesanos una vez manipulado hicieran sus cacharros. Por aquellos años como decimos, veíamos a los burros cargados con estos serones llenos de la materia prima que sirve para la fabricación de las bonitas vasijas que sacan de sus manos los alfareros, los burros cargados transitaban por las calles de nuestro pueblo, en ocasiones dejaban rastros de su paso por las mismas al caérsele al suelo alguna pequeña porción de la carga, que bien pudiera ser de barro flojo, barro fuerte o barro “colorao”, denominación de las distintas clases de arcillas de las que iban repletos los serones.

Estos serones están fabricados con esparto, -una fibra vegetal muy recia y áspera- que una vez seca manipula el espartero. En nuestro pueblo tuvimos un espartero al que podíamos contemplar desde la calle sentado en el zaguán de su casa dedicado a su trabajo. Con la habilidad que le caracterizaba manipulaba este esparto con el que fabricaba los serones, espuertas, seras, cuerdas o biscales, pleitas, aguaderas…, en fin, muchos enseres para el campo y para el hogar y que hoy la única aplicación que puede tener es la de ornato. Nuestro espartero tuvo que marchar al igual que otros extremeños en busca de horizontes mejores…

 

¡Compártelo!