Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

247.- LOS ALFAREROS Y LA CELEBRACION DE LA FESTIVIDAD DE SUS PATRONAS SANTAS JUSTAS Y RUFINA.

SANTA JUSTodos sabemos que Salvatierra de los Barros es un pueblo que se dedica a la alfarería desde por lo menos el S. XVI, por los vestigios hallados y estudiados por los arqueólogos, su apelativo de los Barros se debe precisamente a esa arcilla que se halla en su término municipal que se extrae de los llamados “barreros” y que sirve para la fabricación de sus cántaros, botijos y demás enseres de barro a la que llamamos la “alfarería del agua”.

Son muchas la referencias que se han hecho acerca de la antigüedad de la alfarería en nuestro pueblo, dicen que la trajeron los árabes, pero lo que sí es cierto es que la dedicación de los lugareños a esta industria data del siglo XVI por los vestigios hallados en las bóvedas de la Iglesia Parroquial del Mártir Señor San Blas que fueron encontrados con ocasión de la reparación de las mismas, piezas todas de desecho que sirvieron para su relleno.

Esta introducción nos sirve para mostrar esta fotografía un tanto curiosa que refleja una estampa de la procesión por las calles de nuestro pueblo de las imágenes de las mártires Santas Justa y Rufina, patrona de los alfareros, festividad que se lleva a cabo el día 19 de julio de cada año. Estas imágenes se custodian en la Ermita del Santísimo Cristo de las Misericordias.

Como todos sabemos estas santas sevillanas nacidas en los años 268 y 270 respectivamente, fueron martirizadas en época de la dominación romana allá por el año 287 por no renegar a su fe cristiana y negarse a rendirle cultor a los dioses romanos. Sus padres eran alfareros y ellas crecieron en este ambiente, de ahí su patronazgo de la alfarería.

Todos los años nuestros alfareros le rinden homenaje con la celebración de la Santa Misa en la Iglesia Parroquial a la que acuden tanto los activos como los jubilados, luego en franca camaradería se reúnen para llevar a cabo una comida en total camaradería.

¡Compártelo!