Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

233.- LA VELETA DE LA TORRE DEL CAMPANARIO DE LA IGLESIA PARROQUIAL DEL MÁRTIR SEÑOR SAN BLAS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAprovechando que el pasado día 5 de septiembre de 2013 volvieron la campana chica y los esquilones a su lugar de emplazamiento tras seis meses de ausencia por tierras de Cáceres donde han sido reparados los desperfectos que presentaban, aprovechamos para subir a lo alto de la terraza de la torre para tomar esta impresionante fotografía de la veleta del campanario.

Esta veleta que se encuentra a más de treinta metros de altitud del suelo, desde abajo la vemos de proporciones un tanto grandes, pues bien, vista desde su lugar de emplazamiento la consideramos descomunal. Tiene cerca de 3 metros de altura y como podemos apreciar en la imagen su parte superior está adornada con un vistoso gallo, en su mástil figuran las letras N. S. E. y O, indicando los cuatro puntos cardinales que los señala con una gran flecha que gira perfectamente en su base a los caprichos del viento, todo su cuerpo y detalles están pintados en negro.

Esta veleta fue hecha por el vecino de nuestro pueblo Luis Hernández Sánchez, (le conocemos todos en el pueblo por Luis el de los Platos) y es una obra bonita; cuando la torre aún estaba inacabada existía una pequeña veleta que fue trasladada a la Ermita del Cristo y sustituida por esta otra que mostramos.

Cuando regía los destinos de esta Parroquia que está bajo al advocación del Mártir Señor San Blas el cura párroco don Pedro Molina Villarejo, se le ofreció para terminarla a sus expensas el contratista de Santa Marta de los Barros Don Bartolomé Gil Santacruz; la obra se concluyó precisamente el 15 de septiembre de 1980, o sea, dentro de poco harán 33 años, allí fue recolocada la veleta que le sirve a los salvaterreños de guía para observar los giros del viento, que la veleta nos señala perfectamente de dónde soplan y a la vez todos nos hacemos una idea aproximada de los posibles cambios del tiempo, aunque esto no es tan predecible, eso es otra cosa.

¡Compártelo!