Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

211.- USOS Y COSTUMBRES: LOS ANTIGUOS VENDEDORES AMBULANTES OFERTABAN SUS PRODUCTOS POR LAS CALLES DEL PUEBLO

verdLa fotografía que sacamos hoy a la luz que le fue cedida a este comentarista por el interesado, corresponde a la de un frutero que es sobradamente conocido por todos nosotros, se trata de José Antonio Cintas Bermejo, hijo del señó José el zapatero; aquí le vemos con su burro en la Plaza del Atrio, el asno va cargado con dos grandes cajones de madera donde el frutero lleva su mercancía: las naranjas, cebollas, acelgas, perejil… La foto data de los años sesenta del pasado siglo, época en la que estaba muy introducida y arraigada esta costumbre de vender por las calles en nuestro pueblo Salvatierra de los Barros.

Los vendedores recorrían las calles del pueblo ofertando con sus pregones la mercancía, las amas al oírlos salían a las puertas de su domicilio para comprar lo conveniente según sus necesidades, esto suponía una comodidad para las señoras puesto que así no tenían que acercarse a la tienda, los productos los adquirían directamente en sus propias casas.

Era ésta una estampa muy clásica y que aún en la actualidad no ha desaparecido totalmente, pues en ocasiones, especialmente en el verano se pasean por nuestras calles algunos vendedores de melones o sandías vendiendo estas estas frutas desde un coche pregonando sus productos bien dando voces o tocando el claxon.

En la instantánea podemos comprobar como antes decimos que la foto ha sido tomada en la Plaza del Atrio que aún conservaba su empedrado y su encanto; otros detalles son los asientos de la torre de Iglesia que en verano están normalmente ocupados por personas mayores para tomar durante las mañanas plácidamente el fresco. Los postes del Atrio de la Sombra aún conservan su antigua y primitiva fisonomía, luego fueron sustituidos por esos tubos de uralita para darle aires de modernidad al conjunto cosa que no consiguieron, vemos también la fachada de la “Posá” de los Benítez, no es la misma que la actual.

Hay han quedado plasmados para el recuerdo estos detalles… que nos habla la evolución de nuestras personas y de nuestro pueblo.

 

¡Compártelo!