Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

138.- EL CASTILLO Y LAS RUINAS DEL CONVENTO FRANCISCANO DE SANTA MARÍA DE JESÚS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

138Como sabéis todos los que seguís esta sección de “Fotos Comentadas” de nuestra página Web, periódicamente sacamos una fotografía acerca de nuestro pueblo y de su entorno sobre sus usos y costumbres, personas singulares, calles, etc., algunos comentarios pueden que se repitan o sean muy parecidos aunque las fotografías siempre son distintas. Este es el caso que concierne a la fotografía comentada de hoy en la que se plasma la espadaña del convento y al fondo “nuestro” Castillo; nosotros queremos seguir la secuencia de los comentarios según los tiene archivados el comentarista para no dejar el hilo de la cuestión, el que decía el día 20 de abril de este año:

“Desde las traseras del Convento de Santa María de Jesús hemos tomado esta perspectiva de estos dos majestuosos edificios cargados de historia; en primer plano vemos la espadaña del Convento y al fondo el Castillo, una imagen similar corresponde  al logotipo de la Asociación Cultural “Amigos de Salvatierra”.

La espadaña del convento aún se mantiene milagrosamente sobre las recias paredes de estas nobles ruinas. El convento como todos sabemos fue mandado construir convento por los Señores del Castillo a principios del siglo XVI. En él moraron desde entonces hasta su supresión a principios del XIX los padres franciscanos, los padres descalzos de la Orden de San Francisco de Asís, hubieron de marchar de este paradisíaco lugar por la aplicación de la llamada Desamortización Española.

El castillo data del Siglo XIII, se yergue majestuoso en la Sierra de los Helechales, situado en una de las cotas más alta de nuestro término. Desde este punto privilegiado podemos dominar un amplio paisaje que abarca toda la Tierra de Barros, las Vegas del Guadiana, una amplia zona de la Sierra Suroeste y la inmensa Dehesa Extremeña con sus verdes encinares, nos podemos sentir orgullosos de este magnífico paisaje y lo estamos y nos congratulamos cuando comprobamos que cada vez son más las gentes que visitan estos lugares y otros de los que nos rodean.

¡Compártelo!