Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

132.- LOS CACHARROS “COLORAOS” DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

132Hay constancia de que los alfares en Salvatierra de los Barros existen desde el siglo XVI, desde entonces hasta la fecha los cacharros se han venido fabricando en nuestro pueblo con ese barro “colorao” y autóctono que se encuentra en casi la totalidad de nuestro término municipal, esta arcilla reúne unas condiciones idóneas exclusivas y únicas para este menester.

De la alfarería y el barro se hace referencia en distintos textos, así, en una crónica de 1768 se decía que Salvatierra:”labra muy finos barros de notable sutileza… y que es abundante en granos y ganado…” y en otra de 1805 de refería de esta manera a esta industria: “el barro de Salvatierra es el más á propósito que se conoce en España, y en acaso en toda la Europa para hacer vasos en que enfriar líquidos…”

En el siglo XVIII, existían en Salvatierra de los Barros unos 50 alfares, estando actualmente considerada esta localidad como la de mayor número de alfarerías en ejercicio de toda Extremadura.

Por último indicar que en el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura de 1791 el Ayuntamiento de Salvatierra de los Barros informa sobre los naturales de esta villa y refiriéndose a los alfareros y a sus actividades lo hace de esta forma: “se hallan empleados en dicho trato y comercio de barros cerca de doscientos hombres y crecido número de mugeres destinadas a labrar y bruñir las mencionadas piezas de varro fino, manteniéndose también otras muchas personas que se ejercitan unas en conducir leñas para cocerlos, otras en llevar y traer la tierra y agua para la construcción, y otra en sacar el género fuera de esta villa, para venderlos en los referidos pueblos, con cuyo auxilio se socorren los pobres, que si careciesen de este arbitrio perecerían sin duda…”

Hoy sacamos en este muro esta fotografía con esta bonita imagen de cacharros recién sacados del horno calientes aún y hechos de ese barro autóctono al que nos referimos, ese barro de color rojo que siempre han utilizado nuestros alfareros.

¡Compártelo!