Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

660.- LA BRUÑERA FUE UNA FIGURA PECULIAR Y CARISMÁTICA EN LA LOCALIDAD ALFARERA DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

En Salvatierra de los Barros, pueblo alfarero por excelencia, con la desaparición de la llamada “alfarería del agua” ha desaparecido también, la figura entrañable y simpática de la bruñidora de cacharros, “bruñera”, le llamamos por aquí.

Muy de mañana salían de sus casas estas mujeres ya fuera en invierno o en verano, lloviera o tronara; las veíamos caminar por las calles llevando un envoltorio debajo de su brazos y adentrarse en cualquiera de las muchas alfarerías existentes en el pueblo en aquellos lejanos años de juventud de este viajero, años que correspondían a la década de los 50/60 del pasado siglo. En el envoltorio no llevaba la bruñera otra cosa que un pequeño delantal, una pieza de hierro a la que le llamaban “paleta” que era una especie de cuchilla que servía para igualar y quitar las pequeñas imperfecciones al asiento o “culo” del cacharro y una piedra o pequeño rollo procedente de la ribera del río Guadiana.

La bruñera mojaba esta piedra con la lengua, humedecida con la saliva, la deslizaba por el cacharro para sacar de forma precisa y exquisita unos ramos, flores y otros dibujos preciosos; eran unos dibujos clásicos y únicos que sólo se hacían en este pueblo, principalmente en botijos o mariconas, eran estos unos cacharros muy particulares de Salvatierra de los Barros, que no tenían punto de comparación con ninguno de otro sitio.

Las bruñeras con su trabajo, obtenían unos ingresos económicos muy necesarios en el hogar, para las solteras era una ayuda muy importante para la compra de su ajuar.

La fotografía fue obtenida por el viajero de una exposición de fotos que hizo el Ayuntamiento en 2010, con motivo de la Feria Internacional del Barro, que ese año fue dedicada a la mujer alfarera, la bruñera no necesita presentación, todo el mundo la conoce en el pueblo.

24 de marzo de 2015

 

¡Compártelo!