Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

645.- EL EMBLEMÁTICO BAR “BARCELO” DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

Los de mi generación conocimos aunque por entonces éramos muy jovencitos y no teníamos edad para entrar en esta clase de establecimientos, los primeros pasos del emblemático Bar “Barceló” de nuestro pueblo, cuya andadura comenzó a mediados de los años cincuenta del pasado siglo XX; durante el trascurso de tan dilatado tiempo ha pasado por muchas manos, ahora se encuentra cerrado, recientemente cerró sus puertas al público, no sabemos si afectado por las circunstancias económicas de la tan odiada crisis o por otras causas.

El Bar Barceló le debe su nombre al apodo del dueño que lo mandó construir el señó Andrés Borrego Leal “Barcelona”, persona que nunca se dedicó a su explotación, alquilaba este inmueble, por consiguiente siempre estuvo en manos de arrendatarios.

Era este bar, junto al Bar “Pasaje” era el más importante de los existentes en la Plaza de España, fue salón de bailes durante aquellos lejanos años; discoteca; lugar de encuentro de parejas de novios y matrimonios; punto de reunión de tertulia vespertina mientras se saboreaba el café; salón de juegos y entretenimientos, pero sobre todo en aquellos acuciantes años, profundamente rurales de aquella Extremadura de los 50/60, antes de la diáspora era el lugar de cita y en el que durante las mañanas se reunían los labradores, los obreros, los ganaderos, etc., para llevar a cabo los contratos de trabajo con los jornaleros, las compras y ventas de ganados, las transacciones del campo…, allí se consumían mientras tanto aquellos pequeños cafés de perra gorda y las copinas de coñac, aguardiente o anís de garrafón para luego, dirigirse cada uno a sus respectivos trabajos.

La Plaza de España se ha quedado triste y solitaria, la vemos desangelada como si nos faltara en la misma algo vital, a los nostálgicos nos apena ver las puertas cerradas de este entrañable ba,r que ha formado parte de nuestras vidas.

6 de marzo de 2015

¡Compártelo!