Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

589.- LA CRUZ DE PIEDRA DE SALVATIERRA DE LOS BARROS, EN LA CARRETERA DE BURGUILLOS.

Esto comentaba el viajero en Diciembre de 2014 en su Facebook, referente a la Cruz de piedra de Salvatierra de los Barros que se encuentra en la carretera de Burguillos, de la que actualmente sólo han quedado sus restos, ya que a primeros de este mes de febrero, no se sabe cómo, algunos dicen que ha sido un camión que le ha dado un golpe al entrar en la báscula próxima, como consecuencia del mismo la han mutilado, dos grandes trozos de la Cruz quedaron en el suelo, menos mal que el Ayuntamiento los ha recogido, no sabemos cuándo determinarán el arreglo de la Cruz y que esta luzca como debe en su primitivo lugar, hoy día hay especialistas que la reparan y no dejan rastros de estos desperfectos, en estas estamos los de Salvatierra.

Este es el texto:

“De todos es sabido, que en muchos lugares existen cruces de piedra instaladas a la entrada o salida de las poblaciones, es una costumbre que data de mucho tiempo atrás, proliferan más por la parte de Portugal y por Galicia que por allí los llaman cruceiros.

Nosotros tenemos la nuestra, es de granito y todos la conocemos este monumento, simplemente como “La Cruz”, aunque carezca de sus brazos y de su parte superior, siempre la hemos conocido así.

El viajero se ha parado a contemplarla y le gusta, se ha fijado detenidamente y ha comprobado con verdadera satisfacción y agrado, que la cruz ha sido reforzada y asegurada en su pedestal, recuerda que antes, se encontraba en un difícil equilibrio de sostenibilidad, amenazaba con irse al suelo y romperse.

El viajero, la conoce desde toda la vida en su emplazamiento a la salida del pueblo por la carretera de Burguillos.

Es esta cruz, una manifestación de nuestros antecedentes y raíces católicos, algunos las definen como “humilladeros”, el caso es que era costumbre que los hombres a la salida o al regreso de sus faenas del campo, se detuvieran un momento respetuosamente en el lugar, para encomendarse o rezar sus preces.

Nuestra cruz aunque mutilada es un testimonio de nuestros usos y costumbres que hemos recibido de nuestros ancestros.”

29 de diciembre de 2014

¡Compártelo!