Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

505.- LAS HIGUERAS Y SUS FRUTOS LOS HIGOS, EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

(505)1En el término municipal de nuestro pueblo, hay muchos higuerales, producen durante la temporada varios miles de kilos de higos, los higos secos o “pasaos” como por aquí decimos, constituyen un alimento básico para los cerdos, también para las caballerías, cabras y ovejas. Ahora, en estas fechas, estamos en plena temporada, en la que se procede a la recolección y posterior secado de este fruto y, guardarlo para su consumo durante el invierno.

Actualmente, la verdad es, que económicamente no merece su recogida, pues para el hombre del campo le resulta más cara su cosecha, que el importe que obtiene por la venta de los higos pasaos a la hora de venderlos, las normativas actuales, en cuanto a la alimentación del ganado porcino ibérico, desaconsejan administrarlo como pienso para estos cerdos, dicen que salen las carnes dulces, uno no entiende, aunque le extraña. No obstante, se recoge el que buenamente se puede para los fines anteriormente citados. Antes, eran muchas las partidas de higos que salían del pueblo, que comerciales del ramo compraban para su destino como pienso o para consumo humano, para este consumo eran preferidos los llamados de “almoharín”.

En la actualidad cuando llegan las primeras lluvias, los que se han quedado por recoger los consumirán los ganados debajo de las higueras, en muchos casos, en el suelo se pierden y se pudren.

A los hombres del campo el viajero le ha preguntado y ha recogido los nombres de las distintas variedades de higos que por aquí se crían, los higos más demandados como anteriormente decimos son los llamados almoharín y que en la lista figuran en primer lugar, sus nombres son curiosos:

Almoharín; Buen Nombre; Negros; Carvajales; Verdejos; Blancos; Alvares; Porra Burro; de la Casta; Tiberios; Brevas; Añogales; de San Pedro…, puede que nos hayamos olvidado de alguno, pero ahí quedan estos.

Decir por último, que además de resultar deliciosos comiéndolos frescos o secos, pues da lo mismo, su dulzura y sabor son exquisitos, si hacemos con los pasaos “casamientos” con nueces, el resultado es magnífico; también las amas de casa los cuecen con orégano y azúcar, el líquido resultante es excelente tomándolo como infusión contra los constipados.

¡Compártelo!