Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

504.- EL POZO DE LAS NIEVES DE SALVATIERRA DE LOS BARROS, UN BIEN DE INTERÉS CULTURAL.

(504)1El viajero durante el verano tiene tiempo libre, en el pueblo entretiene el tiempo como mejor le place, y entre sus pasatiempos está el de salir todas la mañanas bien temprano, a dar un paseo por la carretera de Salvaleón, pasa la llamada Casa del Cala y entra en el término municipal del pueblo anteriormente indicado, finaliza el paseo y se da la vuelta en las cancelas de la finca llamada “El Chorrero”, anda hasta allí casi todos los días lo que es más o menos 6 kilómetros, luego, vuelta para casa.

Los de mi generación tenemos que andar por prescripción médica para procurar bajar los parámetros de colesterol, azúcar, ácido úrico, etc., males modernos, que a todas las personas mayores en mayor o menor grado nos afectan, dicen los médicos, que es la mejor medicina y la más barata; mientras el viajero pasea va escuchando las noticias políticas en la radio, aunque algunas veces piensa que sería mejor no saber nada de estas cuestiones, no obstante tiene el regalo que la Naturaleza le ofrece, el magnífico paisaje que divisa en lontananza lo que recrea la vista y el espíritu.

Todos los días el viajero pasa dos veces por el emblemático, decrépito y depauperado Pozo de las Nieves, que en verdad son dos pozos, enclavados en un edificio originario del siglo XVI y cuando lo mira casi se le saltan las lágrimas, este edificio está declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Extremadura, es un ejemplar único en España dentro de los de su clase, pero la desidia, el abandono y los estragos que hacen en él las aguas y otros elementos atmosféricos, amenazan con que cualquier día lo veamos en el suelo. El Pozo de las Nieves está gravemente enfermo.

La Asociación Cultural “Amigos de Salvatierra” se preocupó y se sigue preocupando de este asunto, como asimismo un grupo de intelectuales amantes del patrimonio y amantes de Salvatierra de los Barros, dicha Asociación hace dos años envió escritos exponiendo su urgente reparación a nuestro Ayuntamiento, a los responsables políticos locales y también a los provinciales y autonómicos, a la Consejería de Cultura y a otros estamentos. Hasta ahora han dado la callada por respuesta, pero francamente, también debemos decir que nosotros los vecinos del pueblo, no somos ajenos a este problema, y la verdad es que no nos preocupamos en demasía por el asunto, el viajero piensa con tristeza que algún día, cuando ya no haya remedio, nos lamentaremos al igual que nos lamentamos con la situación actual de “nuestro” Castillo, luego, puede ser tarde.

¡Compártelo!