Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

486.- PERSONAS SINGULARES DE SALVATIERRA DE LOS BARROS: CANDELARIO BELLIDO CAMPANON “EL RUBIO”

(486)1En agosto de 2014, el viajero decía:

Dentro de unos días, se cumplirá un año del fallecimiento de nuestro paisano CANDELARIO BELLIDO CAMPANÓN, al que todos los del pueblo conocíamos como “El Rubio”.

El viajero ha de indicar que este pequeño homenaje a su persona es a petición de su nieto Sergio Bellido Gómez, el cual mediante este acto, quiere recordar a su abuelo con motivo de tal efeméride, es por ello que, hoy aparece CANDELARIO en esta ventana, para al propio tiempo unimos a Sergio con tal motivo y con el convencimiento de que nuestro homenajeado habrá recibido en el Cielo su merecido descanso.

Candelario nació en Salvatierra un 15 de septiembre de 1928, en plenas fiestas del Cristo, -eso marca a los salvaterreños-, en el Barrio de Triana, su padre fue alfarero, trabajaba como oficial en los distintos alfares del pueblo, pero “El Rubio” no siguió ese oficio, pero sí el de arriero como muchos jóvenes del pueblo, durante sus años mozos realizó varios viajes andando hasta San Sebastián (Guipúzcoa), para vender los cacharros que en el pueblo se producían. Aquí en Salvatierra también trabajó en el campo como mozo de mulas, en las labores de los campos de Nicolás Castaño y Juan Felipe Torres.

Cuando contrajo matrimonio, buscó nuevos horizontes y se marchó a residir a San Sebastián, conocía el ambiente de aquella ciudad y se empleó en la fábrica de jabón Bilore, luego a pasó a “Varta Baterías” donde permaneció hasta que trasladaron la sede a Burgos.

En su matrimonio tuvo dos hijos y seis nietos, que le querían con locura, según palabras de Sergio, allí en Burgos se jubiló, pero nunca faltó al pueblo, donde pasaba grandes temporadas sobre todo en verano y al que tenía en el corazón y nunca olvidó.

Nosotros le recordamos echando el rato con sus paisanos en los bares, sobre todo el “La Posá”, que era el lugar de ocio que más frecuentaba y también sentado a la puerta de su casa en el Barrio de Triana.

Por sus exquisitas cualidades, su gran amor a Salvatierra y su carisma especial, hemos considerado incluirlo dentro del catálogo de “personas singulares” de Salvatierra de los Barros.

¡Compártelo!