Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

473.- EN SALVATIERRA DE LOS BARROS YA HUELE A FERIA.

(473)El día 22 de julio del pasado año, el viajero hacía este comentario acerca de la Feria de Santo Domingo de nuestro pueblo:

“En el día de ayer, los vecinos de Salvatierra de los Barros, comprobamos como los operarios del Ayuntamiento, se dedicaban a adornar la Plaza de España y las calles que a la misma confluyen, con gallardetes, banderolas y banderitas, ante la inminente celebración de las Ferias y Fiestas anuales, que en nuestro pueblo se celebran en honor de Santo Domingo de Guzmán.

Hasta la fuente de la plaza ha resucitado, después de haber estado dormida durante un largo espacio de tiempo, de sus caños ha vuelto a brotar el agua, lo que le da más alegría a todo este conjunto.

Antes, en los tiempos jóvenes de este comentarista la fecha de la celebración de la feria no variaba nunca, siempre tenían lugar durante los días 3, 4, 5 y 6 de Agosto, luego, como en muchos otros pueblos, la fecha se ha venido variando para hacerlas coincidir con los fines de semana y siempre lo más cercanas a la que era la fecha tradicional de su celebración.

En documentos antiguos que hemos leído, en Salvatierra, en otros tiempos, las fiestas se celebraban en honor de San Luís ,aunque no hemos averiguado si sería San Luis Gonzaga, San Luis Rey de Francia u otro San Luis.

Hay que hacer notar, que el motivo principal de celebrar estas ferias tan tradicionales, era el de pasar tres días de asueto, era un descanso para los hombres del campo, éstos habían recogido sus cosechas y tenían por lo tanto, unos días de menor actividad, hasta que llegaran las nuevas faenas de laboreo del barbecho, para el próximo año. También eran fechas para renovar los aperos del campo, la adquisición de nuevas caballerías y aparejos, de ahí, la celebración del durante la feria del mercado de compra-venta, a los que llamábamos el “rodeo,” al que acudían numerosos gitanos y chalanes al el campo de Santa Marina, que era donde tenían lugar las transacciones comerciales para la adquisición de asnos, mulos y ganados en general.

Hoy día, la feria se ha limitado a las verbenas, que comienzan a medianoche y duran hasta bien entrada la madrugada, oyendo que no escuchando o quizás más bien “sufriendo”, según se mire a los conjuntos musicales, que con sus “supersonidos” nos deleitan a todos. Es un decir…

También acuden a esta feria las tradicionales atracciones para los niños, las casetas de turrón y los puestos de los moros, como antes…, pero diferente..”

¡Compártelo!