Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

348.- LOS RECIBOS DE GASTOS DE ALUMBRADO EN SALVATIERRA DE LOS BARROS EN LA DÉCADA DE LOS AÑOS 60.

348Allá por el año 1956 llegó a Salvatierra de los Barros, nuestro pueblo, bajo los auspicios de la Compañía Sevillana de Electricidad el servicio de alumbrado público y hogareño.

La red fue tendida por dicha Compañía eléctrica desde Zafra pasando por Feria y La Parra, una red muy inconsistente pues a la mínima variación atmosférica bien por viento, agua, lluvia o granizo, los palos se venían al suelo como las fichas de dominó quedando interrumpido el servicio eléctrico, volvíamos a estar a oscuras como antes, menos mal que aún estábamos acostumbrados y no dejábamos de la mano las palmatorias, quinqués, candiles etc.

Ante estos problemas el primer empleado de la Compañía que tuvimos en el pueblo el señó Manuel el electricista, así le conocíamos, ya fuera de noche o de día, hiciera frío o calor, lloviera o granizara, salía cargado de sogas, cables, escaleras, etc. a subsanar lo que pudiera junto con los obreros que le ayudaban en estas tareas, (recordamos a Miguel “Lucas”). En la Plaza del Atrio vivía el señó Manolo.

Era deficiente el servicio, aunque siendo sinceros los apagones de luz en Salvatierra aún persisten y con más frecuencia de la que deseáramos…

Haciendo memoria también diremos que el primer cobrador que hubo en el pueblo de los recibos por consumo de electricidad fue Francisco Monge Bermejo, era muy corriente verle a diario recorriendo las calles con una cartera de cuero hecha por algún zapatero, esta cartera era de forma rectangular y de color oscuro, brillante por el uso y preñada de facturas. Francisco llamaba a cada puerta para presentar al cobro el dichoso recibo que suponía para algunos vecinos un verdadero sacrificio su abono, tristemente otros carecían de servicio eléctrico en sus casas por no poder permitirse este lujo, así eran las cosas…

Mostramos un recibo de luz de la época, corresponde a la casa del alfarero Juan Nogales González “Cofata” (q. e. p. d.), vivía en la calle Santa María nº 1 donde tenía su alfarería, en él iba incluido el gasto originado en su alfarería aunque por entonces los alfareros gastaban pocas electricidad, no como ahora.

El consumo del mes de octubre de 1962 fue de 8 kilovatios y el importe 25,04 pesetas dándose la circunstancia de que casi el 50% correspondían a impuestos…

¡Compártelo!