Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

322.- USOS Y COSTUMBRES: PROCESIÓN A LA ERMITA DE LOS MÁRTIRES SAN SEBASTIÁN Y SAN FABIAN DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

322En esta curiosa y antigua fotografía propiedad del archivo de “Amigos de Salvatierra”, podemos ver uno de los actos religiosos que durante nuestra época era muy común en determinadas fechas del año y que consistía en la celebración de una procesión la que salía desde Iglesia Parroquial del Mártir Señor San Blas de nuestro pueblo Salvatierra de los Barros y tenía su final en la Ermita de los Mártires. Estas procesiones bien podían tener lugar durante la Semana Santa, la conmemoración de los Fieles Difuntos o en aquellas otras que considerara oportuno el señor cura párroco.

Como se puede comprobar la fotografía es histórica por su antigüedad, destaca en la misma al fondo la silueta de la Iglesia Parroquial, lógicamente con su torre mocha. En el cielo de Salvatierra vemos el humo procedente de los hornos de los alfareros actividad alfarera que en esa época era mucho más intensa ya que todos los cacharros sin excepción se cocían utilizando leña.

Si nos fijamos en los edificios vemos que las casas son todas de construcción humilde, la clásica de la arquitectura extremeña, luego vendrían otros tiempos que permitirían a sus dueños realizar obras y darle comodidad a las mismas.

La asistencia es masiva a la procesión y aunque la fotografía no es de buena calidad, -cuan diferentes a las de estos tiempos-, podemos ver a los fieles que ya están llegando a la Ermita y también la larga cola cuyo final se encuentra todavía donde antes estaba ubicada la Fuente de la Zarza. Detectamos la presencia del cura y los monaguillos a los que vemos en primera línea y sobre el centro de la calle.

Las primeras noticias de esta Ermita San Sebastián y San Fabián se obtienen de textos documentales que datan del año 1670. En el centro del arco triunfal de esta ermita figura el año de 1628, año en que se considera finalizaron las obras de construcción de la misma.

Antiguamente se sacaba en procesión al santo y después en el espacio destinado a ocio y relaciones sociales de la fachada sur una vez terminados los actos religiosos se celebraba un acto de convivencia durante el cual se sacrificaba un toro que cuyo importe lo pagaba la Cofradía.

¡Compártelo!