Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123

315.- LA TORRE MOCHA DE LA IGLESIA PARROQUIAL DEL MÁRTIR SEÑOR SAN BLAS DE SALVATIERRA DE LOS BARROS.

315La torre-campanario de la Iglesia Parroquial del Mártir Señor San Blas de Salvatierra de los Barros se muestra airosa y espléndida desde la calle Corta, innumerables serán las fotografías que todos le habremos hecho para guardarlas como recuerdo de esta magnífica joya de la arquitectura.

En la fotografía vemos que por referida calle Corta vienen dos mocitas muy sonrientes, posiblemente hayan salido de la Iglesia después de haber oído misa de doce y vengan a darse un paseo por la calle La Zarza. Esa era la costumbre de los años cincuenta y sesenta, tanto la calle la Zarza, -ahora se llama Manuel Vinagre-, y la Plaza eran los lugares de reunión de las parejas de novios, amigos y amigas todos los domingos y días festivos al salir de misa y durante todas las tardes del año sin excepción siempre que el tiempo fuera acomodaticio.

En la plaza de España era habitual que los jóvenes pasearan por las dos aceras muy amplias que existían a ambos lados de la misma. En la fotografía podemos apreciar el comienzo de dichas aceras que como decimos nos servían de paseos a la juventud de entonces. En la acera de la izquierda según bajamos hacia la Iglesia en sus primeros tiempos estaba instalada una caseta de dulcería de una familia llamada de apellido Navaja procedentes del vecino pueblo de Burguillos (luego hubo otras). En la del lado opuesto ponía su pequeño puesto de chucherías Carmen la Jeringuera.

Nos fijamos en el detalle del empedrado del suelo de la Plaza, pero puede que lo más significativo de esta foto sea la torre de la Iglesia que aquí se muestra inacabada, así permaneció desde que la construyeron en el siglo XVI.

Fue el 14 de septiembre de 1980 a expensas de Don Bartolomé Gil Santa Cruz empresario de la construcción de Santa Marta de los Barros cuando se concluyó la torre-campanario. Los salvaterreños le tenemos que agradecer al Sr. Gil la magnífica estampa que hoy nos ofrece la Iglesia las tenemos que agradecer al Sr. Gil, las gestiones las realizó el sacerdote Don Pedro Molina Villarejo párroco titular.

¡Compártelo!