Calle San Blas, num. 1 – 06175, SALVATIERRA DE LOS BARROS – TFNO.: 677 747 123
Oct
01

EL XIII CONCURSO DE CAMPANAS “MANOLO BERMEJO”, NO SE PUDO CELEBRAR LA VÍSPERA DE LAS FIESTAS DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LAS MISERICORDIAS DE ESTE AÑO

 

Este año, como los demás años, estaba prevista la celebración del XIII CONCURSO DE CAMPANAS “MANOLO BERMEJO”, que organiza nuestra Asociación conjuntamente con la Hermandad del Santísimo cristo de las Misericordias, precisamente la víspera de su festividad durante los toques de la novena de esa tarde,

Había mucha animación entre los más chicos y jóvenes dado que, este año nuestra Directiva con un gran criterio había decidido otorgar a los ganadores unos premisos que tuvieran más aliciente para la gente joven, descartando las consabidas placas que hasta ahora se venían entregando, lo sabíamos por la cantidad de preguntas hechas al respecto por los muchachos.

Precisamente el día 12 cuando tocaban para la novena el badajo de la campana chica se partió en dos, nuestro párroco don Manueljesús, se puso en contacto con los campaneros de Cáceres que fueron los que en su día repararon precisamente esta campana que se encontraba rajada; dichos campaneros le comunicaron que era muy escaso el tiempo del que disponían para su reparación, por cuyo motivo tuvo que ser suspendido el Concurso.

Debido a esta circunstancia, las campanas hubo que tocarlas mediante el sistema electrónico, que aunque da el apaño no tiene esa  calidad musical cuando se toca de esa forma tradicional que caracteriza a nuestro pueblo  dentro de los otros pueblos de la periferia, además contando con unas campanas de la calidad y sonoridad de las nuestras que hacen la música diríamos que, celestial.

Ahora según nos comunica nuestro párroco,  los indicados campaneros fabricarán un nuevo badajo para la campana dejándola en las condiciones adecuadas para su uso.

Ya se sabe: “El hombre propone y Dios dispone”, al año que viene celebraremos si Él lo quiere este concurso el día 13 de Septiembre.

Las campanas cada vez se tocan menos, hay pocos monaguillos o aficionados a tocar las campanas, esperemos y abogamos porque esta tradición no se pierda jamás, ya que es una forma de ser y entender de las gentes de Salvatierra.

Os dejamos dos fotos del estado en que quedó en su día el badajo de la campana chica.

 

Diego Guerrero Socorro

Cronista de la Asociación Cultural “Amigos de Salvatierra”

¡Compártelo!
    Publicado por administrador bajo las categorías General

    Añadir un comentario

    Debe acceder al sistema para poder comentar.